Por: Lic. Mayra Blakmore
Doctorado en Psicología Gelstalt

Las relaciones de pareja son, casi siempre, complicadas. En la consulta psicológica, solemos ver casos de parejas que se llevan mal, hasta el punto de estar alcanzando importantes momentos de estrés sostenido en el tiempo y de malestares emocionales y físicos.

Hoy hablaremos de las relaciones de pareja tóxicas: esas relaciones en las que por lo menos un integrante de la relación tiene comportamientos y actitudes totalmente impropias, que pueden llegar a suponer una situación de vulnerabilidad psicológica y emocional para la otra persona. Y que por lo menos uno, o ambos, se sienten mal constantemente.

¿Cómo se siente una relación de pareja tóxica?

Parejas Tóxicas
¿Cómo saber si estás en una relación tóxica?

Si a ratos preferirías no estar con esa persona porque te hace sentir mal, porque tu vibración cambia, porque te alteras hasta puntos que nunca creíste llegar, te sientes manipulado cuando utiliza los sentimientos de culpa, sarcasmo o ironía para contradecirte, sientes que no mereces ese trato pero no acabas de poner fin a esta relación, entonces estás atrapado en una relación tóxica.

En definitiva se trata de una relación donde una o ambas partes sufren, más que gozan, por el hecho de estar juntos. Los miembros se ven sometidos a un gran desgaste emocional con el objetivo de convencerse a ellos mismos que pueden salvar esta unión.

Un factor común en este tipo de parejas, es que siempre hay uno de los que intenta constantemente sostener esta relación por muy imposible que esto resulte, desgastándola de esta manera aún más y provocando una mayor insatisfacción

Al tratar de acomodarnos a la otra persona lo que hacemos es desvirtuar la realidad ¿En qué sentido? Nos convencemos a nosotros mismos que si no mostramos malestar sobre ciertos aspectos que nos incomodan, evitaremos una nueva confrontación. ¿Pero qué pasa cuando llegamos al autoengaño? Que nos enfermamos física y emocionalmente.

Por otro lado empiezan los problemas de comunicación, si no nos mostramos como somos ¿cómo nos van a entender los demás?, por lo que todo este conjunto de malestares acaban pasándonos factura.

Las razones por las que podemos mantener una relación tóxica pueden ser muy diversas, pero casi todas tienen una serie de puntos en común que podemos desglosar de manera más detallada.

Si se puede cambiar la dinámica de una relación tóxica en la medida en que ambos estén interesados en hacerlo, y será a través de establecer límites claros en términos de amor a uno mismo y respeto.

 

2 respuestas

  1. Hola buenos días.. me interesa este tema porque creo que estoy en una relación así. Podría darme más información al respecto, sobre donde puedo llevar terapia, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *