Por Mayra Blackmore
Psicoterapeuta Gestalt

 

Entendimiento o intelección: en su sentido más común y tradicional se considera como la  facultad de pensar.

Comprender, está relacionado con ideas, mensajes y emociones/sentimientos que se encuentran detrás de las palabras.

Aceptar es recibir voluntariamente y con agrado lo que se nos ofrece o se nos encarga. Aprobar, Admitir.

Dicho lo anterior, entonces el entendimiento corresponde a la mente, la comprensión al corazón y la aceptación a la voluntad.

El cuerpo pide el silencio
El cuerpo pide el silencio

Hay momentos en que el cuerpo y la mente piden a gritos entender un silencio, una partida, una ausencia, un súbito adiós, una pérdida, algo que era y ya no es, algo que repentinamente se fue, un cambio en la situación o en la experiencia.

La razón busca mitigar el dolor de lo que aparentemente se queda inconcluso o incompleto. Desesperadamente buscamos darle explicaciones al ego de manera tal que el corazón se resigne y de esta manera sea más fácil aceptar.

En este orden: primero entender y comprender para aceptar, el objetivo se logra con mayor agilidad. Sin embargo, el reto es que sin entender y comprender, la opción para avanzar sea la de únicamente aceptar; aceptar que las cosas, las situaciones y las experiencias son como son; sin juicio, sin culpa, sin cuestionamientos:  solo aceptar.

La inevitabilidad de lo que necesita ser será y se manifestará contigo o sin ti, aferrarnos y resistirnos solo desgasta. Negarnos inmoviliza.

Ante cualquier situación, es fácil escribirlo, fácil sugerirlo, fácil explicarlo; difícil y complejo aplicarlo.

En la medida en la que resistimos, entramos en negación y no permitimos liberar o liberarnos de lo que ya no es, de lo que ya no está, de lo que dejó de ser.

Cuando aceptamos, bajamos la ansiedad, atenuamos el dolor, logramos distinguir las fantasías, lo ilusorio y las expectativas y entonces regresamos a nosotros mismos.

Consciente de nuestras necesidades reales salimos del drama y ¡nos movemos! Nos movemos desde nosotros hasta nosotros mismos, nos movemos a satisfacer nuestras necesidades con los recursos que tenemos disponibles. Y solo aceptamos voluntariamente y con agrado lo que la vida y el Universo nos ofrecen.

El entendimiento y la comprensión son las herramientas,  el camino de la evolución es la aceptación.

Mayra Blakmore
Mayra Blackmore

 

 

 

 

 

 

 

 

Más sobre este autor:

https://www.facebook.com/mayrablackmore/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *