Por Ariel Grunwald
Maestro de Kabbalah y Coach de vida

Creo que en casi todas las religiones y tradiciones ancestrales existe un concepto igual o parecido a la premisa bíblica “ama a tu prójimo como a ti mismo”,  en la cual compara la forma en que amamos a otros y la limita a cuánto amor nos tenemos a nosotros mismos.

Desde niños aprendemos reglas de convivencia y de respeto por los demás, las leyes están hechas para que haya cierta armonía entre las personas en una sociedad, pero poco se habla de cómo amarse a uno mismo, cómo respetarse a uno mismo, cómo aceptarse a uno mismo, cómo cuidar de uno, cómo perdonarse a uno mismo.

Se nos exige respeto y amor por los demás, pero los sabios de todas las filosofías nos enseñan que esos atributos están condicionados a la capacidad que tenemos para hacerlo con nuestro propio ser. Cuando vemos gente que es amarga con otros es porque están amargados consigo mismos, cuando alguien vive enojados con otros es porque realmente está enojado consigo mismo, cuando alguien está preocupado que los demás lo quieren por lo que tiene y no por lo que es, es por su propia falta de valoración personal y pensar que el mismo como ser humano tiene valor y es merecedor de que otras personas quieran estar cerca de él.

Hay muchas cosas que debemos hacer para amarnos y respetarnos a nosotros mismos y hay mucha cosas que debemos dejar de hacer para que no guardemos auto resentimiento.

La felicidade está en ti
Debemos amarnos y respetarnos.

No luchar por nuestros sueños es falta de amor por nosotros mismos, especialmente aquellos sueños que están absolutamente en nuestras manos.

Hace mucho que quiero estar en forma, especialmente desde que me mude a la playa, me dan ganas de sentirme increíble en traje de baño. No hacerlo es simplemente falta de amor por mí mismo.

No es correcto medirse por cuánto dinero tenemos, porque eso no depende enteramente de uno. Pero no exigirnos los resultados que dependen de nosotros es un mensaje fuerte a nuestro inconsciente que somos un fracaso.

¿Cómo puede uno arrastrar un deseo y un anhelo y simplemente no hacer lo necesario para lograrlo? Lo que sea que deseas y está en tus manos, GO FOR IT! JUST DO IT! Será el mensaje a tu subconsciente de éxito y de amor propio y va atraer muchas más bendiciones que solo el objetivo en sí.

Cualquier gesto de amor propio tiene la capacidad de filtrarse en todas las áreas de nuestra vida.

13 respuestas

  1. Gracias maestro Ariel, por compartirnos este mensaje tan hermoso, lleno de mucha sabiduría, que nos lleva a reflexionar para ser cada día mejor.
    Dios te bendiga abundantemente.
    Bendiciones!!

  2. hola Ari
    excelente tema pues nadie lo enseña a uno amarse a uno mismo, uno ayuda a todos y primero estan los demas y se olvida de uno mismo.

  3. Mi proceso de amor propio inicio por una enfermedad a la que
    agradezco que haya llegado por que fue como voltie a verme a mi misma ahora se que soy yo quien genera mi salud física, mental y espiritual estoy en plenitud.

  4. Felicidades maestro Ariel, estoy ahora en Tzafat, simplemente maravillada.
    Todo lo mejor para tu proyecto. Sería genial que nos visites en Mérida Yucatán.
    Shabbat Shalom.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *